Arquitecto Alberto Veiga: El patrimonio abarca todo nuestro entorno y nos libera de prejuicios

Arquitecto Alberto Veiga: El patrimonio abarca todo nuestro entorno y nos libera de prejuicios

El proyecto de MAAV. de recuperar un pajar para convertirlo en vivienda en Ojacastro (La Rioja) ha sido abordado recientemente.

Según Alberto Veiga, cofundador del estudio 'Barozzi Veiga', el patrimonio abarca todo lo que nos rodea, y todo tiene valor solo por el hecho de existir. Esta perspectiva nos permite escapar de prejuicios y valorar lo que consideramos importante. Veiga también señala que, si bien no se puede empezar algo desde cero debido a la rápida evolución, tampoco se puede pensar que uno es el primero en empezar algo, ya que siempre hay alguien antes.

El arquitecto ha participado en las XXII Jornadas de Intervención en el Patrimonio en La Rioja, donde ha presentado proyectos como la Escuela de Música Bruneck en Italia y el Espacio de exposición y arte de la abadía de Groeninge en Bélgica.

Para Veiga, el patrimonio no se limita a lo antiguo o a lo que se encuentra en el casco histórico, sino que abarca todo. El arquitecto trabaja con la idea de continuidad, aprovechando las pequeñas historias y fragmentos que descubre en cada lugar para sus proyectos.

Según Veiga, lo más importante al intervenir en el patrimonio es ir a la esencia de las cosas, sin perder la historia aunque se deban eliminar adjetivos. Él compara esta tarea con la de un escritor que intenta quitarle adjetivos a un texto para no perder la historia.

Además de Veiga, en las jornadas también participaron Adrián Martínez y Guillermo Avanzini, responsables del estudio MAAV., quienes presentaron un proyecto en Ojacastro donde transformaron un pajar en una vivienda. Este tipo de trabajos, según Martínez y Avanzini, son cada vez más comunes y respetan el patrimonio existente. Destacaron el esfuerzo necesario para manipular toneladas de piedra y la flexibilidad del Ayuntamiento para llevar a cabo la obra.

Además, los responsables de MAAV. señalaron que el proyecto no era muy exigente ya que se trata de una vivienda de apoyo cerca de una vivienda completa. Se basaron en la idea de la navaja suiza, donde todo se esconde y se abre según sea necesario, e incorporaron una cama de matrimonio, una cocina construida en una jamba, una chimenea oculta tras un muro y una escalera que lleva a un altillo.

Categoría

La Rioja