24h La Rioja.

24h La Rioja.

Bodegas Familiares presenta una cosecha "bastante buena" tras una vendimia desafiante.

Bodegas Familiares presenta una cosecha

LOGROÑO, 13 Mar.

Bodegas Familiares presentará el próximo lunes, 18 de marzo, en el Delicatto, tanto a profesionales como aficionados, los vinos de la cosecha 2023; una añada con calidad "bastante buena" tras una vendimia "complicada", en palabras del vitivinicultor Víctor Escudero.

En rueda de prensa, Escudero ha presentado una edición más del tradicional evento de Bodegas Familiares junto a la gerente de esta entidad, Ana Jiménez, y la también joven vitivinicultora Estela Lecea.

Hasta cincuenta bodegas ofrecerán sus vinos en una presentación en la que el relevo generacional protagonizará la cita; "gente joven" que, tal y como ha indicado Jiménez, "está haciendo vinos más divertidos y frescos".

La novedad de este año la pondrá el primer Premio al Mejor Sumiller de la Otra Rioja, dotado con un primer premio de 3.000 euros, un segundo de mil y dos accésit de quinientos euros.

"Estarán los bodegueros contándonos cómo ha sido su añada. Esta es una oportunidad magnífica para conocer en primera persona cómo es esta cosecha. Nadie mejor que ellos para explicarlo", ha destacado Jiménez.

Escudero ha relatado cómo esta vendimia "fue un tanto complicada". Hasta el 10 de agosto, estaba siendo una añada "bastante cómoda ya que el verano había sido más fresco que el año anterior y con más precipitaciones". Pero, en torno al 10-15 de agosto vino una ola de calor, de unos diez-quince días, con unas temperaturas muy altas.

"Por si esto fuese poco, después vinieron unos cuantos días de lluvias que incluso en algunas zonas llegaron a dejar hasta doscientos litros por metro cuadrado", ha contado.

Esto provocó que el panorama de la Vendimia "diese un giro de 180 grados y hubiese que empezar a mirar muchísimo y con mucho detenimiento al viñedo viñedo ya que había que empezar a dar prioridad a la sanidad frente a la madurez fenólica".

Se "complicó muchísimo la vendimia teniendo que tomar decisiones muy complicadas en un tiempo muy breve". "Aún así", ha asegurado, "la calidad de los vinos de la añada ha sido bastante buena, con mucha heterogeneidad entre los mismos pero teniendo resultados muy sorprendentes".

Se ha mostrado "personalmente satisfecho" con el resultado, incidiendo en que cada año es distinto. "Eso es lo bueno que tiene el vino, la diversidad", ha añadido Jiménez señalando que esto es, también, lo "bonito" de este evento, poder conocer la "diversidad" de vinos que hay dentro de una misma región.

Lecea ha invitado a participar y descubrir "esta gran diversidad que tenemos en Rioja, con más de 50 bodegas, paseando por valles y sierras de toda nuestra región, y no permitir que nadie os lo cuente".

La tradicional convocatoria de las pequeñas y medianas bodegas cumple su XXVI edición con una sesión exclusiva para profesionales (de 11:00 a 19:00 horas) a la que han confirmado su asistencia profesionales de la mejor hostelería (estrellas Michelin) de todo el norte el país, Barcelona, Madrid o incluso Tenerife; y otra para público en general (de 19:00 a 21.30 horas).

Para los aficionados, el formato sigue siendo el mismo de los últimos años, de forma que se podrán catar vinos de las cincuenta pequeñas bodegas de Rioja, la misma cifra del año pasado que fue récord de participación.

El precio de la entrada es de 15 euros en venta anticipada por Internet y, en función de la disponibilidad de aforo, se reservarán unas pocas de última hora para venta directa en el propio Delicatto, a un precio de 20 euros