Detenidos dos y son identificados seis por prácticas de 'sextorsión' en línea en Logroño.

Detenidos dos y son identificados seis por prácticas de 'sextorsión' en línea en Logroño.

El Grupo de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja ha llevado a cabo la detención de dos personas en Lérida y ha iniciado investigaciones sobre otras seis en distintas localidades del territorio nacional. Estas personas están siendo consideradas como presuntas autoras de delitos de extorsión cometidos contra ciudadanos de Logroño.

Según informaciones proporcionadas por fuentes policiales en un comunicado, todos los casos investigados tienen en común el beneficio obtenido por los implicados, que asciende a 20.000 euros. Aunque no existen conexiones entre los casos en sí, sí comparten un modus operandi similar.

Las víctimas han denunciado estas extorsiones en diferentes fechas y todos los delitos han sido perpetrados a través de Internet. La forma de actuar de los autores consistía en contactar con sus víctimas en redes sociales o páginas de citas y contenido para adultos.

Se hacían pasar por mujeres interesadas en un acercamiento íntimo y solicitaban a las víctimas que les enviaran vídeos e imágenes de índole sexual que las identificaran. Estas interacciones se producían a través de mensajería instantánea, como Telegram y Whatsapp, y mediante el intercambio de mensajes directos, para ganarse la confianza de las víctimas con conversaciones y contenido falso.

Los autores enviaban también fotos y vídeos de mujeres desnudas pertenecientes a plataformas de contenido sexual, pero que no eran las propias interlocutoras. En realidad, estas personas eran hombres pertenecientes a mafias especializadas en extorsiones y constantemente buscaban nuevas víctimas.

Una vez que los autores tenían suficiente material íntimo de las víctimas, comenzaban con la extorsión. Enviaban mensajes desde teléfonos en el extranjero o a través de las redes sociales, amenazando con publicar el contenido si no se realizaban pagos.

Además de amenazar con la divulgación de las imágenes comprometedoras, también se hacían pasar por supuestos "proxenetas" y amenazaban con llevar a cabo agresiones físicas. Exigían pagos iniciales y continuaban solicitando dinero hasta que las víctimas ya no podían pagar más.

Una vez que los pagos se realizaban, se utilizaban sistemas de envío electrónico de dinero que permitían transferencias rápidas desde países de América del Norte y Europa a países de África, Asia y América. También se pedía a las víctimas que compraran tarjetas de prepago electrónicas para evitar su rastreo posterior, o se utilizaban cuentas bancarias abiertas en el extranjero.

Otra forma de pago empleada era a través de aplicaciones, siendo la más conocida Bizum. Para ello, se valían de personas, ya sea con o sin conocimiento, que recibían dinero y lo transferían a terceros pertenecientes a la organización o lo utilizaban para la compra de criptomonedas.

La Policía Nacional advierte sobre este método de pago, ya que los autores suelen valerse de personas que son captadas bajo la excusa de presuntas inversiones en criptomonedas, sin saber que están participando en actividades delictivas.

Estos delitos son frecuentes, aunque muchas veces no son denunciados debido al miedo y la vergüenza que sienten las víctimas. Los extorsionadores continúan exigiendo dinero hasta que las víctimas acuden a denunciar a una comisaría.

Ante este tipo de situaciones, se recomienda no pagar ni ceder ante las amenazas, ya que en la mayoría de los casos los autores son personas desconocidas que se aprovechan de la vulnerabilidad de las víctimas. Es importante informar a personas cercanas y después denunciar el hecho, incluso si se ha realizado el pago, ya que esto no garantiza que los contenidos íntimos no sean publicados.

Tags

Categoría

La Rioja