Eduardo Villar elige los mejores panes de lujo para probar el jamón en el evento inaugural del Congreso de Gastronomía Inclusiva.

Eduardo Villar elige los mejores panes de lujo para probar el jamón en el evento inaugural del Congreso de Gastronomía Inclusiva.

LOGROÑO, 8 Oct.

La gastronomía no solo se trata de preparar una buena comida; también es una forma de unir culturas, conectar a personas diversas alrededor de una mesa y romper barreras para aquellos con discapacidades. Este es el propósito del I Congreso de Gastronomía Inclusiva, que se está llevando a cabo en Logroño este fin de semana. El evento está organizado por Cocinar a Ciegas, una iniciativa impulsada por Ángel Palacios que promueve la inclusión y ofrece formación culinaria a personas con discapacidad visual.

Además de esto, el congreso busca destacar los productos locales y de La Rioja a través de actividades y talleres que se están llevando a cabo en la Fundación Ibercaja de la capital riojana.

Eduardo Villar, presidente de ARFEPAN (Asociación de Fabricantes Expendedores de Pan de La Rioja) y propietario de Horno Arguiñano, participó en la sala de catas #productoriojano del congreso con una cuidada selección de panes que fueron degustados el sábado.

"Es un placer participar en este evento rodeado de profesionales de alto nivel y de ponentes reconocidos, quienes buscan que la inclusividad esté presente en su trabajo y actividades diarias", explicó Villar. "Muchas gracias a Ángel Palacios y a Cocinar a Ciegas por contar con la experiencia y trayectoria de Horno Arguiñano y por destacar la panadería riojana", añadió.

La selección de Horno Arguiñano, donde se elaboran más de 30 variedades de pan al día, fue catada durante la demostración de corte de jamón realizada por Leocadio Corbacho de La Casa del Jamón de Ronda (Málaga). Corbacho y sus hijos han ganado los concursos de corte de jamón más prestigiosos de España.

La cuidada selección de Eduardo Villar incluyó:

- Pan de espelta integral con arándanos y nueces ecológicas, que se maridó con la parte grasa del jamón.

- Pan Sobado de La Rioja, que se combinó con la zona magra de la pieza.

- Pan de maíz con pipas de girasol tostadas con aceite de oliva de La Rioja y sal marina ecológica de Salinas El Alemán, que se degustó junto con los tacos de jamón.

Estas tres variedades resaltan la proximidad de los productos, la unión entre el pasado y la innovación en Horno Arguiñano y representan el excelente trabajo en la panadería riojana. "En Horno Arguiñano sentimos pasión por el pan, amor por la calidad y respeto por la tradición", comentó Eduardo Villar, "sin olvidar la evolución en las recetas y nuevos productos para avanzar y mejorar en un sector tan tradicional".

El maestro panadero logró que se aprobara la marca colectiva de calidad Pan Sobado de La Rioja. Este distintivo agrega valor al producto y garantiza su calidad, origen y elaboración. El Pan Sobado de La Rioja forma parte de los Alimentos de La Rioja.

Categoría

La Rioja