24h La Rioja.

24h La Rioja.

El Gobierno de La Rioja dona dos viviendas a Cáritas para familias necesitadas

El Gobierno de La Rioja dona dos viviendas a Cáritas para familias necesitadas

El Gobierno de La Rioja ha dado un paso importante en la lucha contra la exclusión social al ceder de forma gratuita dos pisos a Cáritas para que sean utilizados por familias vulnerables a través de un alquiler asequible durante cinco años.

El consejero de Política Local, Infraestructuras y Lucha contra la Despoblación, Daniel Osés, ha hecho entrega de las llaves al director de Cáritas Diocesana de La Rioja, José Andrés Pérez, firmando además un acuerdo de colaboración para formalizar la cesión.

Esta iniciativa tiene como objetivo principal brindar un acceso a la vivienda digna y adecuada a personas en situación de riesgo social o con dificultades socioeconómicas especiales.

Las viviendas estarán destinadas al programa de alojamientos temporales gestionado por Cáritas Diocesana desde 2012, ofreciendo a los beneficiarios un alquiler a un precio accesible.

Pérez ha destacado que estos dos pisos servirán como un período de transición para aquellos que salen de un programa de alojamiento temporal gratuito antes de acceder a un alquiler social definitivo.

Estos alojamientos temporales son parte de la solución al problema de vivienda en nuestro país, especialmente para los colectivos vulnerables, según Pérez.

El Gobierno regional entrega los pisos con baño y cocina equipados, dejando el resto de estancias vacías. Cáritas se encargará del equipamiento, mobiliario y gastos de mantenimiento de las viviendas según el acuerdo.

Osés ha resaltado la labor social de Cáritas Diocesana en la región, enfatizando que esta colaboración es parte del compromiso del Gobierno de La Rioja en garantizar la igualdad de oportunidades y acceso a la vivienda.

El responsable de Cáritas Diocesana ha agradecido al Gobierno por la cesión de estas viviendas, que se suman a las ocho ya cedidas en Calahorra, proporcionando alojamiento temporal a personas en situaciones de vulnerabilidad.

Este programa busca además fomentar la autonomía de las familias o personas alojadas, facilitando su inclusión en el mercado de alquiler normalizado una vez adquieren el nivel de autonomía necesario.

En esta segunda fase, se promueve la autonomía de las familias a través de un acompañamiento puntual para asegurar su integración exitosa en la sociedad. Se busca que puedan satisfacer sus necesidades básicas con los ingresos disponibles.