El Gobierno de La Rioja muestra su rotunda oposición a la línea eléctrica Tauste-Júndiz debido a su perjudicial impacto en la comunidad.

El Gobierno de La Rioja muestra su rotunda oposición a la línea eléctrica Tauste-Júndiz debido a su perjudicial impacto en la comunidad.

El Gobierno de La Rioja ha manifestado su firme oposición al proyecto de línea de alta tensión entre Tauste y Júndiz. Según el Ejecutivo, la construcción de esta línea supondrá graves impactos para el paisaje, las zonas protegidas, el patrimonio y las áreas agrícolas de la región.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha aprobado la declaración de impacto ambiental de esta línea de alta tensión, según se publicó en el BOE del día 6. Sin embargo, el Gobierno riojano advierte que la construcción de la misma implica la instalación de 251 torres de alta tensión en su territorio, lo cual generará serias consecuencias.

Noemí Manzanos, consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural y Medio Ambiente, ha declarado que están trabajando para informar al Ministerio sobre los graves impactos que este proyecto tendrá en el patrimonio cultural, el paisaje del vino, el Camino de Santiago y otros aspectos de la comunidad.

Asimismo, se señala la preocupación por la afectación a la biodiversidad y a especies protegidas, así como a la economía regional. Para hacer frente a esta situación, cada una de las Consejerías involucradas en el proyecto está elaborando informes técnicos y estudios internos que respalden la oposición rotunda a esta iniciativa.

El Gobierno de La Rioja, en conjunto con los municipios afectados, la DOCa Rioja, las plataformas en defensa del paisaje y el Parlamento Regional, defiende los intereses de los riojanos. En caso de que el proyecto sea aprobado, se tomarán todas las medidas necesarias para detenerlo.

La consejera Manzanos ha expresado su confianza en que el Ministerio de Transición Ecológica tenga en cuenta el valor del medio ambiente y el patrimonio natural y cultural implicado en este proyecto, y que finalmente no se autorice su ejecución. La protección del futuro de La Rioja es una prioridad para el Gobierno regional.

En definitiva, el Gobierno de La Rioja muestra su enérgica oposición al proyecto de línea de alta tensión y busca detener su ejecución, defendiendo los intereses y la sostenibilidad de la región.

Categoría

La Rioja