Estafa: Falsos policías acusan a personas de investigación por contenido pornográfico

Estafa: Falsos policías acusan a personas de investigación por contenido pornográfico

Agentes destinados en la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, alertan de una nueva modalidad de estafa en la que los ciberdelincuentes intentan usurpar la identidad de la Policía Nacional. El pretexto utilizado mediante el envío de un email en el que pretenden conseguir datos personales de las víctimas era una investigación abierta y en curso a la que se les pedía su participación activa.

Mediante el envío masivo de emails con la intención de cometer 'phishing' a través de la extorsión de los usuarios, se incita a que contesten y accedan a todas sus peticiones. El asunto del mail avisaba sobre 'Crimen' o 'Encuesta rápida'.

En el supuesto comunicado oficial se avisa al receptor del mail de estar implicado en una investigación por posesión de contenido pornográfico en cualquiera de sus dispositivos.

En primer lugar, suplantan la identidad de un organismo oficial, una autoridad que confiere respeto a la víctima para intentar hacer el fraude más verídico.

El contenido que servirá como amenaza: se notifica al receptor de estar en posesión de contenido pornográfico y de la intención de ejecutar un procedimiento legal en su contra por pedofilia, exhibicionismo y ciber pornografía.

A través de la extorsión, se le solicita al usuario que coopere en la investigación y envíe documentos con los requerimientos que se le exige en un plazo máximo de 48 horas. En caso de no cumplir con la fecha límite, se le amenaza con una posible orden de detención.

A través de ingeniería social introducen una serie de técnicas para hacer parecer más realista el engaño. En este caso, la información venía contenida dentro de un archivo PDF donde viene el logotipo y la firma de la Policía Nacional, así como la marca de agua logo del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en otros, tratando de imitar un comunicado oficial.

El primer matiz en el que hay que fijarse es la dirección de la cuenta de correo electrónico desde donde se ha enviado el mail. Normalmente suele tener un nombre que nada tiene que ver con la institución policial.

Otro de los detalles en los que debemos fijarnos son las faltas de ortografía a lo largo del texto. El mensaje suele contener palabras mal escritas o que no guardan relación unas con otras.

Si, se ha contestado a alguno de estos emails, lo primero será acudir ante la Jefatura Superior de Policía de La Rioja para interponer una denuncia. Para ello, será necesario aportar el máximo de pruebas y referencias que tengas a tu disposición. También recopilar todos los datos personales facilitados para poder comprobar si están intentando venderlos por la dark web o aparecen en algún sitio de internet sin tu consentimiento.

Por otro lado, contacta con tu entidad bancaria para que devuelvan el pago o cancelen la transferencia.

Tags

Categoría

La Rioja