24h La Rioja.

24h La Rioja.

"Formación, reorganización y hidratación: claves para evitar accidentes laborales por calor"

En el marco del Plan de Actuaciones en Salud Laboral de 2024, el Gobierno de La Rioja ha destacado la importancia de la formación, la reorganización de procesos y la hidratación para prevenir accidentes laborales causados por las altas temperaturas en el trabajo.

La Consejería de Economía ha publicado una serie de medidas destinadas a evitar accidentes y enfermedades laborales durante el verano debido a las altas temperaturas.

La subdirectora general de Diálogo Social y Relaciones Laborales, Pilar Simón, ha explicado que el Plan de Actuaciones para el 2024, elaborado en colaboración con agentes sociales y la FER, incluye una campaña de asesoramiento para empresas cuyos empleados están expuestos al estrés térmico por calor, especialmente durante olas de calor.

Esta campaña está alineada con el Objetivo 02 de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2023-2027, que busca gestionar los cambios derivados de nuevas formas de organización del trabajo, la evolución demográfica y el cambio climático desde una perspectiva preventiva.

Además, se están realizando visitas a empresas conserveras, de fabricación de productos plásticos y de elementos de vidrio, donde se generan altas temperaturas debido a los procesos de producción.

En el portal web de Salud Laboral se ha publicado la ficha informativa 'Trabajo y calor', dirigida a empresas del sector de la construcción, bodegas y empresas agrícolas, con el fin de proporcionar información relevante sobre la prevención de riesgos laborales relacionados con el calor.

A pesar de las moderadas temperaturas en La Rioja este verano, es crucial estar preparados y priorizar la prevención en el lugar de trabajo. La formación de los trabajadores, la identificación de los primeros síntomas y la aplicación de medidas preventivas son fundamentales para afrontar los desafíos del calor en el trabajo.

Los entornos laborales deben contar con medidas como sitios de descanso frescos, modificaciones en los procesos de trabajo para reducir la exposición al calor, disponibilidad de agua fresca y vigilancia de la salud de los empleados. Asimismo, los trabajadores deben seguir recomendaciones como evitar comidas pesadas, usar ropa adecuada y protegerse del sol.

La exposición prolongada al calor puede provocar diversos problemas de salud, desde quemaduras hasta agotamiento o golpe de calor, que pueden ser fatales en casos extremos. Por ello, es importante estar alerta y tomar medidas preventivas para evitar complicaciones derivadas del estrés térmico por calor.

En situaciones de emergencia, es crucial seguir protocolos de actuación como colocar al trabajador en una zona fresca y sombreada, eliminar prendas de vestir y aplicar métodos para reducir la temperatura corporal. En caso de inconsciencia, es fundamental contactar con servicios médicos de emergencia y trasladar al paciente a un centro hospitalario lo antes posible.