24h La Rioja.

24h La Rioja.

Gobierno riojano toma medidas para aumentar la seguridad vial en carreteras N-111 y N-232

Gobierno riojano toma medidas para aumentar la seguridad vial en carreteras N-111 y N-232

LOGROÑO, 18 Ene.

En un esfuerzo por aumentar la seguridad vial y evitar accidentes de tráfico, se llevarán a cabo varias actuaciones en las carreteras de La Rioja este año, que incluyen la instalación de más radares fijos en la N-111 y la N-232, la intensificación de la vigilancia, la mejora de la señalización y la mejora de las carreteras.

Esta noticia fue anunciada por la jefa provincial de Tráfico, Beatriz Zúñiga, durante su participación en la Comisión de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible de la comunidad autónoma de La Rioja, junto a la delegada del Gobierno en La Rioja, Beatriz Arraiz.

Según los datos provisionales, La Rioja registró 11 muertes por accidentes de tráfico en el año 2023, la mayoría de ellos en las carreteras N-111 y N-232. Por lo tanto, estas dos carreteras serán las que recibirán algunas de las mejoras anunciadas por Zúñiga.

En la reunión, Zúñiga compartió el balance de siniestralidad del año 2023, que mostró que "la mayor parte de los accidentes con víctimas ocurren en vías autonómicas, pero los más graves y mortales suelen ser en vías de titularidad estatal". En concreto, de los 11 fallecidos, 10 ocurrieron en carreteras nacionales, 4 en la N-111 y 6 en la N-232.

Ante esta situación, Zúñiga destacó que "la N-232 es una de las vías en las que más trabajamos en el ámbito de la seguridad vial". En este sentido, se llevarán a cabo diversas acciones, como "la instalación de líneas continuas para prohibir adelantamientos en varios tramos, el desvío obligatorio de camiones y la implementación de un cruce inteligente". Sin embargo, la jefa provincial de Tráfico señaló la necesidad de seguir trabajando en estas mejoras.

Además, se reforzará la señalización y se realizarán actuaciones específicas en diferentes puntos kilométricos de las carreteras N-111 y N-232. También se colocarán bandas rugosas para mejorar la seguridad vial y se intensificará la vigilancia con la instalación de radares fijos.

Aunque no se ha determinado la ubicación exacta de los nuevos radares, Zúñiga afirmó que la intención no es recaudar fondos, sino mejorar la seguridad vial. Actualmente, La Rioja cuenta con 14 radares y se espera que se instalen 3 más en los próximos meses.

Otro aspecto en el que se trabajará en relación a la seguridad vial es la educación en los centros escolares. Según Zúñiga, ya se ha proporcionado formación en educación vial a más de 2.000 alumnos de 1º de Bachillerato y casi 2.000 alumnos de 2º de la ESO. Sin embargo, se llevarán a cabo nuevas actuaciones en colaboración con la Consejería de Educación para reforzar esta formación.

Además, se realizarán mejoras en el servicio público de atención al ciudadano. La Dirección General de Tráfico ha comenzado a hablar con alcaldes de municipios de más de 8.000 habitantes para que, a través de sus servicios de atención y registro, también se realicen las gestiones necesarias sin que los ciudadanos tengan que acudir personalmente a la Jefatura.

Por último, desde Tráfico se insiste en la importancia de utilizar el cinturón de seguridad y de no conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas. También se buscarán estrategias para concienciar a los ciudadanos sobre estos temas, ya que el alcohol y las drogas siguen siendo causas principales de distracción y exceso de velocidad en la conducción, lo que ha contribuido a la siniestralidad en 2023.