24h La Rioja.

24h La Rioja.

Juicio en Arnedo: "La falta de ejecución subsidiaria en casos de residencias deja a todos sorprendidos"

Juicio en Arnedo:

La funcionaria responsable de tramitar las sanciones reconoce lo "difícil" que es luchar contra construcciones ilegales "en un pueblo".

"Ni era suelo protegido ni eran huertas, eran chalets como aquí la Carretera de Soria"

LOGROÑO, 12 Ene.

La funcionaria responsable de los expedientes urbanísticos en el momento en el que sucedieron los hechos que se le imputan al exalcalde de Arnedo, Juan Antonio Abad, ha reconocido hoy, en sede judicial, que "nadie se atrevía a hacer una ejecución subsidiaria", de derribo, porque "muchas eran residencias".

En la mañana de hoy, se ha reanudado el juicio contra el que fuera alcalde de Arnedo entre 2003 y 2015, Juan Antonio Abad, por las 'casillas' ilegales en el municipio, comenzando con la declaración de Ayuso, funcionaria del Ayuntamiento de Arnedo entre los años 2005 y 2008.

Ha reconocido lo "difícil" que era "en un pueblo sacar adelante eso", porque: "En el momento en el que se ponían en marcha expedientes sancionadores se creaba una plataforma en contra del ayuntamiento; nos pitaban...".

Así, ha recordado la abogada de la defensa, en su primera declaración esta funcionaria consideró que Abad lo había intentado pero se había visto sobrepasado. Algo que hoy Ayuso ha reconocido ante el tribunal.

Era un "descontrol, desde hacía años", el que había en la zona de las huertas tradicionales del Cidacos, donde se empezaron construyendo casetas de aperos.

Éstas "se iban ampliando y se convertían en zonas de recreo" que crecieron "debido al alto nivel de dinero negro" y "acabaron siendo zonas residenciales".

Cuando se detectaban las construcciones, ha relatado, se abría un expediente, se paralizaban las obras y se analizaba si podía ser legalizable, algo que "en la mayoría de los casos" no podía ser.

Las que eran "muy grandes", y su propietario tenía "capacidad económica, no las tiraba", pero "nunca se hizo una ejecución subsidiaria" de derribo, ha reconocido.

Lo que se intentaba era "que la gente restableciera la legalidad", antes que pagar una multa, pero "nadie se atrevía a hacer una ejecución subsidiaria, muchas eran residencias".

"Le voy a hablar como la persona que ha intentado legalizar" las construcciones, ha indicado más adelante, en la sesión de hoy, una técnico del Ayuntamiento de Arnedo contratada en el año 1996.

Y es que, ha relatado, se quiso solicitar a la comunidad autónoma la "desclasificación de esas huertas que ya no lo eran". "Creíamos que eso era suelo urbano, ni protegido ni huerta tradicional, porque no había huerta (...) eran chalets como aquí la Carretera de Soria".

Ha explicado cómo la ley establece la posibilidad de hacer planes especiales de regulación urbanística; "pero es una figura que no tiene buena acogida en la comunidad autónoma". En Arnedo se intentó dos veces. Además, ha reconocido que se trata de un problema que también tienen otras localidades (ha citado Villamediana).

A ella, ha relatado, le "sorprendió" que, a la vez que estaba tramitando expedientes disciplinarios, por las 'casillas' ilegales, se estaba pidiendo a los propietarios contribuciones especiales de saneamiento. Había un "problema muy grave" con fosas sépticas junto al lugar donde las personas "comían ajos".

Hoy, además, ha comparecido, mediante videoconferencia, un guardia civil que participó en la instrucción de la causa, que ha relatado cómo constan órdenes de paralización y de restauración de la legalidad urbanística, pero "cuando llegaba el momento de proceder a la restauración de la disciplina" se finalizaba el trámite o se archivaba.

Ha contado cómo "algunos funcionarios" decían que "eran tantas las construcciones que ya era difícil revertir esa zona a su estado original". También que hubo periodos de tiempo en el que no hubo "ningún expediente sancionador"; cuando más hubo fue en los años 2015 y 2016.