24h La Rioja.

24h La Rioja.

"La Biblioteca de La Rioja expone la historia del depósito legal en la región"

En Logroño, la Biblioteca de La Rioja ha inaugurado una exposición que abarca los primeros 20 años de depósito legal en la región, comprendidos entre 1958 y 1979. Esta muestra ofrece una mirada a la evolución de la sociedad a través de carteles y otros materiales gráficos de la época.

Desde 1958, los impresores de la provincia de Logroño, y posteriormente de La Rioja, deben solicitar un número de depósito legal antes de difundir cualquier publicación, el cual debe figurar en cada uno de los materiales que sean compartidos públicamente.

Según el director general de Cultura, Roberto Iturriaga, durante la presentación de la exposición, "el número de depósito legal está compuesto por las iniciales de la provincia de Logroño, un número correlativo y el año de publicación". Además, recordó que con el cambio de denominación de la provincia en 1980, el número de identificación también se vio modificado.

En la presentación también estuvieron presentes el director de la Biblioteca de La Rioja, Josu Rodríguez, y el comisario de la muestra, Gabriel Santolaya. Rodríguez destacó que la exposición ofrece un recorrido intergeneracional que permite a las familias explorar y recordar cómo era la vida en La Rioja durante los años 1958-1979, a través de diferentes temáticas como publicidad, política, religión, deporte y entretenimiento.

Los visitantes pueden disfrutar de una variedad de carteles que reflejan la vida de la época, desde anuncios de toros hasta promociones de eventos en salas de espectáculos locales. Rodríguez también explicó la importancia del Depósito Legal como institución que recopila y conserva los documentos editados en la región, permitiendo así mantener viva la historia cercana de La Rioja.

La tarea de recopilar los materiales del depósito legal resulta ardua y costosa, pero es fundamental para preservar la memoria de la región. Los materiales se archivan en la biblioteca y se adaptan a las nuevas formas de publicación, como la web, el cine y la música. El objetivo final es digitalizar todo este tesoro para que pueda ser accesible a todos.

Por su parte, el comisario de la exposición, Gabriel Santolaya, resaltó el trabajo realizado para seleccionar las piezas exhibidas, dado el abundante material del que se disponía. A pesar de los retos, el resultado es una exposición organizada y cuidadosamente presentada, que destaca las joyas encontradas en el archivo de La Rioja.