La Policía Nacional arresta a 43 individuos involucrados en la explotación laboral de inmigrantes.

La Policía Nacional arresta a 43 individuos involucrados en la explotación laboral de inmigrantes.

En Zaragoza, la Policía Nacional ha llevado a cabo la detención de cuarenta y tres personas acusadas de varios delitos relacionados con la explotación laboral, falsificación de documentos y tráfico de inmigrantes. Los principales responsables de la organización, dos hombres de 37 y 53 años, han ingresado en prisión después de comparecer ante el juzgado de guardia. Esta operación, llamada "Oslo", ha sido resultado de nueve meses de investigación por parte de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Zaragoza en colaboración con otras unidades policiales.

La organización criminal desarticulada estaba involucrada en la trata de seres humanos con fines de explotación laboral, principalmente ciudadanos senegaleses captados tanto en su país de origen como en España. Los migrantes eran forzados a trabajar en condiciones de semiesclavitud en labores agrícolas, aprovechándose de su situación de necesidad y su situación administrativa irregular en el país.

La investigación se inició a principios de este año después de que varias inspecciones conjuntas en zonas agrícolas identificaran a ciudadanos extranjeros que estaban siendo explotados y detener a seis personas por falsificación de documentos. En la primera fase de la operación se realizaron 27 detenciones, incluyendo a los lugartenientes del líder de la organización, así como a empresarios agrícolas implicados en la explotación laboral.

Los migrantes eran alojados en viviendas insalubres pertenecientes al líder de la organización, donde vivían hacinados sin condiciones mínimas de habitabilidad e higiene. Además, eran sometidos a condiciones laborales abusivas, trabajando hasta diez horas al día durante los siete días de la semana por un salario de siete euros la hora, sin contrato ni seguridad social. Se les exigía que proporcionaran tarjetas de identificación de extranjero para poder trabajar y evitar posibles inspecciones.

La investigación también reveló la implicación de quince empresarios agrícolas que se beneficiaban económicamente de la mano de obra irregular proporcionada por la organización criminal. Se realizaron registros domiciliarios en Ribaforada y Alfaro, donde se encontró documentación relacionada con contrataciones fraudulentas, tarjetas de identificación falsas, vehículos de transporte y 6000 euros en efectivo. Además, se llevaron a cabo inspecciones policiales en campos de la zona.

En una segunda fase de la operación, se detuvieron a otras diez personas, incluyendo a empresarios agrícolas de Navarra y a "lugartenientes" del líder de la organización. Hasta el momento, se han identificado y dado declaración a cinco víctimas de trata de seres humanos, quienes recibirán la protección y los recursos necesarios de acuerdo con las leyes vigentes. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Tags

Categoría

La Rioja