24h La Rioja.

24h La Rioja.

Las carreteras de La Rioja siguen siendo ignoradas por las administraciones, según CETM.

Las carreteras de La Rioja siguen siendo ignoradas por las administraciones, según CETM.

En una sociedad que avanza a pasos agigantados en materia de transporte, resulta preocupante observar cómo las carreteras de La Rioja continúan siendo relegadas por las administraciones públicas. CETM La Rioja ha expresado su pesar ante esta situación, resaltando que durante la visita del ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, a Logroño la semana pasada, se evidenció la falta de inversiones en las carreteras de la región.

El foco de atención durante la visita del ministro estuvo en el tren, dejando de lado las mejoras necesarias en las comunicaciones por carretera en La Rioja. La falta de medidas para abordar esta problemática se proyecta hacia el futuro, ya que se espera que hasta el año 2026 no se realicen acciones con el fin de mejorar la red viaria de la comunidad.

Las demandas de nuevos enlaces y mejoras en la AP-68 se dilatan en el tiempo, como lo evidencia el caso del 'semiacceso' a la autopista en Pradejón-Lodosa, cuya finalización ha tomado más de 20 años. La infraestructura vial en La Rioja sigue siendo deficiente, siendo la Ronda Sur insuficiente para suplir las necesidades de la región.

La carretera N-232, vital para la conectividad de La Rioja, es otro punto de preocupación. A pesar de ser la única vía de alta capacidad gratuita que vertebra el territorio en su conjunto, su estado es precario, con altos índices de siniestralidad y falta de inversión en mejoras. La licitación de proyectos puntuales no es suficiente para abordar los problemas estructurales de esta importante vía.

Desde CETM se insta a las administraciones a priorizar la inversión en el desdoblamiento de la N-232 como solución integral para mejorar la movilidad en la región, potenciar la competitividad de los sectores económicos y reducir los índices de siniestralidad. Es indispensable que se tome en serio la necesidad de mejorar las infraestructuras viarias en La Rioja para garantizar un desarrollo sostenible y seguro para sus habitantes.