24h La Rioja.

24h La Rioja.

Los trabajadores de la CAR alertan sobre la privatización de servicios de carreteras por parte del Gobierno de La Rioja

Los trabajadores de la CAR alertan sobre la privatización de servicios de carreteras por parte del Gobierno de La Rioja

El Comité de Empresa de la Comunidad Autónoma de La Rioja (CAR), conformado por CCOO, CESM, CSIF, FSES/SATSE, STAR y UGT, ha levantado la voz contra lo que consideran una preocupante privatización de gran parte del servicio de carreteras por parte del Gobierno regional.

En un comunicado de prensa, han denunciado que el Ejecutivo tiene planes de "cerrar el parque ubicado en Calahorra para Rioja Baja, trasladando a sus trabajadores, en calidad de personal laboral de la Administración, a Logroño".

Hace apenas una semana, el Consejo de Gobierno autorizó a la Consejería de Política Local, Infraestructuras y Lucha contra la Despoblación una partida de más de siete millones de euros para servicios de conservación integral de la red de carreteras de La Rioja.

Simultáneamente, el Comité solicitó una reunión con el consejero de Política Local e Infraestructuras, Daniel Osés, para abordar temas organizativos que impactan en los trabajadores del servicio de carreteras.

Osés rechazó la reunión, a pesar de que el Acuerdo-Convenio establece la obligación de informar al Comité de Empresa sobre todas las decisiones que afecten a los trabajadores de La Rioja.

Según el Comité, anteriormente se habían alcanzado acuerdos para cubrir alertas invernales con personal laboral y funcionario, pero el Gobierno de La Rioja ahora destina los fondos a la licitación del servicio a una empresa privada, forzando a la plantilla de Calahorra a trasladarse a Logroño.

Los representantes sindicales han manifestado su desconcierto ante este cambio de dirección, ya que habían solicitado reiteradamente la cobertura de vacantes en el servicio de carreteras, alegando que era lo más eficiente económicamente y en términos de calidad del servicio.

En este sentido, el Comité ha pedido a la Administración que reconsidere el proceso de privatización y que mantenga informado al Comité de Empresa sobre sus planes, especialmente cuando afecten a las condiciones laborales del servicio.