24h La Rioja.

24h La Rioja.

Sáinz defiende "sustitución" de obra de teatro de CuCo por "frases desafortunadas"

Sáinz defiende

LOGROÑO, 6 Jun.

El concejal de Promoción de la Ciudad, Miguel Sáinz, ha negado este jueves cualquier "censura o cancelación" de la obra de teatro 'Despotorre', inicialmente programada dentro de la iniciativa CuCo, y ha hablado, por el contrario, de "sustitución" de la representación ante lo que se consideraron "frases desafortunadas" para el horario y el público al que inicialmente iba prevista.

Así lo ha afirmado el edil durante una comparecencia, formulada por el Partido Riojano dentro del Grupo Mixto, en la que, como ha apuntado en su justificación el portavoz regiojalista Rubén Antoñanzas, "la semana pasada se celebró una nueva edición de CuCo, y se dio una circunstancia que fue la retirada de la obra, prevista en la calle en horario de tarde enfocada suponemos para público de diversa edad".

Algo que ha achacado a "la denuncia de Vox sobre esa obra que se quería hacer en la calle", que ha recordado que se contrató "hace meses", ante lo que ha reclamado "explicaciones sobre las circunstancias de contratación, qué tipo de repercusiones ha tenido la cancelación para la ciudad, cómo es posible que fuese dentro de la programación o si se planteó llevarla en otro tipo de programación".

Igualmente, Antoñanzas se ha preguntado por "lo que más preocupa, el daño irreparabe reputacional a Logroño, que aparezcamos en grandes titulares por este asunto, titulares que hablan de censura, de falta de organización o de que un gobierno que aún teniendo mayoria absoluta funciona por lo que le dice Vox".

En su comparecencia, Miguel Sáinz ha asegurado que "no hubo cancelación, sino sustitución de un espectáculo por otro". Ha querido poner en valor CuCo, "con su primera edición el año pasado que permitió conocer espacios culturales y a los intérpretes riojanos que actuaron en ellos", una iniciativa, ha añadido que "también cultura de comercio, en lo que entran actuaciones de humor".

En este marco, ha señalado que "la actuación estaba enfocada, por horarios de tarde del viernes, para el público infantil o familiar, "esa es la clave de la cuestión". "Este Gobierno no ha cancelado ni censurado a Raquel y Ane en CuCo, solo ha ejercido el legítimo derecho a cambiar un espectáculo porque contenía frases desafortunadas para esa hora en Parque Gallarza", ha dicho.

En palabras de Sáinz, "ése ha sido nuestro argumento desde el principio", frente al que ha afeado "a otros, Podemos o Vox, que han puesto el acento en temas abortistas o feministas y han empleado el término censura de forma temeraria". "No ha habido censura -ha insistido-, solo un cambio".

Ha sumado el edil que "no existen consecuencias de tipo económico, porque el contrato preveía que los adjudicatarios tenía la posibilidad de variar el espectáculo atendiendo a instrucciones del contratante" y, sobre un posible daño reputacional a Logroño, ha dicho que "este Gobierno local no ha entrado nunca en temas que otros se han apresurado a criticar, si quieren distraerse con otras cosas, es osu asunto".

Miguel Sáinz ha apuntado que "CuCo continuúa, mañana mismo se van a presentar la dos ediciones previstas ya, manteniendo espectáculos humorísticos", aunque ha reconocido que "lo único que nos podemos reprochar es que pudimos estar más rápidos a la hora de variar el espectáculo".

Sobre la obra, ha explicado que "basta con meterse en internet y poner el nombre del espectáculo para que los primeros videos que salen nos ilustren y acrediten lo que estoy comentando, la presencia de algunas frases de contenido sexual muy poco afortunadas, al igual que una aseveración de las propias actrices reconociendo que parte del espectáculo puede hacer sentir incómodo a alguien".

Por todo ello, en lugar de 'Despotorre', actuó la riojana Elena Somovilla "que tuvo gran afluencia de público". Ha negado, por último, el concejal que hayan pasado "siete meses para conocer el guión" o que "hayamos levantado ningún teléfono para reclamar cambios en el guión de la obra". "Este Gobierno no está en ninguno de sus extremos, estamos en el centro, en el equilibrio, no busquen nada más", ha concluido.

En la respuesta que han formulado los Grupos Municipales, por parte de Podemos-IU, su portavoz Amaia Castro ha sido especialmente crítica, señalando la "gravedad" de lo que sí ha calificado como "censura, la realidad es que han censurado la obra porque son enemigos del feminismo, del colectivo LGTB y de la Memoria Democrática". Incluso ha desechado que "le hayan hecho caso -en referencia al PP- a Vox, para censurar se valen ustedes solos".

Antoñanzas, en su última intervención ha afirmado que "he echado de menos que el concejal explique cómo es posible que, enfocado al ámbito familiar contratase este espectáculo, cuando la empresa habla de que lleva siete meses cerrado, y que no se diesen cuenta hasta que Vox les llamó la atención". "Por eso hablamos de descontrol en su gestión", ha finalizado.

Por parte de Vox, su portavoz María Jiménez ha recordado que su advertendi sobre una obra "inadecuada para el lugar y la hora previstos", alegando referencias al aborto o a ETA. "Que se hable de censura está fuera de lugar, que quien quiera verlo vaya a un lugar privado pagando", ha afirmado Jiménez, quien ha criticado que "se nos ha atacado, es fácil ir contra Vox, estamos en campaña, pero eso no supone que se puedan cruzar ciertas líneas", exigiendo a Castro "rectificar insultos" vertidos en redes.

Desde el PSOE, en primer lugar, su concejal Álvaro Foncea ha señalado que "yo fui a ver la obra a 'Sala Negra' y no había ningún chiste de esos -en referencia a las advertencias de Vox-, sí cierta critica politica" y aunque ha dicho "entender que quizá no era para horario infantil", ha apuntado que "se podía haber trasladado para que cualquiera pudiera acudir y formarse su propio juicio".

El portavoz socialista Luis Alonso, acto seguido, ha asegurado que "sí pensamos que fue censura, que este Gobierno local atendió a la llamada de Vox, nos convierten en una sociedad infantilizada en la que algunos concejales deciden qué ver". "Pero los espectadores somos lo que tenemos derecho a aplaudir, silbar o irnos de una obra de teatro", ha incidido Alonso, quien se ha preguntado "si habrá más episodios" así.