Serunion finalizará su servicio en los comedores escolares el 31 de diciembre, pero tendrá la oportunidad de presentarse en la licitación del nuevo contrato.

Serunion finalizará su servicio en los comedores escolares el 31 de diciembre, pero tendrá la oportunidad de presentarse en la licitación del nuevo contrato.

El consejero de Educación, Alberto Galiana, ha anunciado que Serunion dejará de ser responsable de los comedores escolares el 31 de diciembre de este año pero tendrá la posibilidad de presentarse al nuevo contrato, con la condición de rebajar su precio. Galiana ha destacado que el problema siempre ha sido el precio del servicio. Esta información ha sido compartida durante una rueda de prensa en la que también ha estado presente el viceconsejero de Educación, Miguel Ángel Fernández. El nuevo contrato contempla una ponderación mayor de la calidad frente al precio, mejorando la ratio de cuidadoras por alumno y aumentando el precio mínimo. Además, se ha asegurado que el incremento del precio estará acompañado de un aumento en las becas para ayudar a las familias a hacer frente a este gasto.

La prórroga con Serunion finalizará el 31 de diciembre y a partir del 1 de enero se establecerá un contrato transitorio hasta marzo de 2024 con una nueva empresa que aún no se ha revelado. Esta empresa no puede ser Serunion debido a que supondría una ampliación del contrato actual. El nuevo contrato se centrará en la calidad del servicio, aumentando la proximidad entre las instalaciones de la empresa y los centros educativos. Se ha dividido en varios lotes en función de la ubicación geográfica de los colegios. Además, se han introducido compromisos de calidad como la inclusión de alimentos ecológicos en el menú y la formación de los monitores en primeros auxilios y alergias alimentarias. También se valorará la utilización de productos de proveedores locales y la utilización de técnicas culinarias y variedad de ingredientes en la elaboración de los platos.

El nuevo contrato tendrá un valor aproximado de 6 millones de euros y se establece como procedimiento de urgencia, con una duración inicial de un año pero con la posibilidad de extenderse hasta tres años. Además, se contempla la posibilidad de resolver el contrato en caso de incumplimientos reiterados. Galiana ha destacado que el nuevo pliego no favorece la resolución del contrato por penalización, pero sí facilita esta posibilidad en caso de incumplimientos graves.

Tags

Categoría

La Rioja