24h La Rioja.

24h La Rioja.

Siete acusados por tráfico de drogas enfrentan penas de hasta 8 años tras imputación del fiscal.

Siete acusados por tráfico de drogas enfrentan penas de hasta 8 años tras imputación del fiscal.

En una investigación que se remonta a 2017, el Ministerio Fiscal acusa a siete personas de un delito de tráfico de drogas, moviendo presuntamente estupefacientes entre Logroño y Manjarrés. Las penas solicitadas oscilan entre los ocho y cuatro años de cárcel, además de multas que ascienden hasta los 210.453,65 euros.

La Audiencia Provincial examina estos hechos el próximo lunes, 27 de mayo, según el escrito de acusación al que tuvo acceso Europa Press. En esa fecha, B.H.F. se dedicaba habitualmente a la venta de drogas, lo que le permitía llevar un estilo de vida acomodado sin tener empleo.

El acusado es propiedad de una vivienda en Logroño y varios vehículos, a pesar de no tener ninguna actividad laboral conocida. Guardaba la droga en lugares estratégicos fuera de su domicilio para evitar ser detectado por la policía, ya que anteriormente había sido acusado por delitos relacionados con drogas.

En agosto de 2017, un empleado de un supermercado descubrió una mochila con drogas en el cuarto de calderas del garaje donde vivía B.H.F.. La policía encontró pruebas que apuntaban a la participación del acusado en actividades ilícitas y solicitó intervención de sus teléfonos para obtener más pruebas.

A través de seguimientos, se descubrió que B.H.F. se reunía con compradores en su domicilio o en Manjarrés, donde posee varias propiedades. Las investigaciones apuntan a que mantenía contacto con varias personas relacionadas con el tráfico de drogas en la zona.

La fiscalía también vincula a B.H.F con A.V.S, ambos acusados de traficar con drogas en Manjarrés. Se observan transacciones conjuntas entre ellos, así como contactos con suministradores comunes. La actuación policial condujo a la detención de los implicados y la obtención de pruebas relevantes para el caso.

En septiembre de 2017, la Guardia Civil comenzó vigilancia sobre A.V.S por su presunta actividad delictiva. Se constató que poseía propiedades y llevaba un estilo de vida fuera de su nivel adquisitivo conocido, lo que despertó sospechas sobre su participación en el tráfico de drogas.

Los registros domiciliarios realizados revelaron la participación de varios acusados en esta red criminal. La fiscalía pide penas de hasta ocho años de prisión y multas cuantiosas para los implicados, señalando su responsabilidad en un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.