24h La Rioja.

24h La Rioja.

Testigos afirman haber escuchado un fuerte golpe y gritos de auxilio el día del asesinato del profesor jubilado.

Testigos afirman haber escuchado un fuerte golpe y gritos de auxilio el día del asesinato del profesor jubilado.

El pasado martes prosiguió el juicio por el caso del profesor Pedro José Sáez, quien fue hallado sin vida en su casa el 18 de febrero de 2020. Varios residentes de su vecindario declararon ante el juez que escucharon un fuerte golpe y gritos pidiendo ayuda alrededor de las 10:30 o 11:00 de la mañana.

Las acusaciones contra un hombre y una mujer, involucrados en el incidente conocido como el 'crimen del profesor', incluyen cargos de homicidio, encubrimiento y obstrucción a la justicia. Según la Fiscalía, ambos orquestaron un plan para que el profesor falleciera en su hogar.

El acusado visitó la residencia de la víctima, de 73 años, para evitar un proceso legal relacionado con una estafa en la que la otra acusada, con quien mantenía una relación, estaba involucrada. Tras una discusión, el hombre agredió al profesor con un objeto contundente, provocando su fallecimiento.

En el transcurso del juicio, testigos presenciales, incluida la hija del fallecido, testimonian sobre lo sucedido. Vecinos del edificio del profesor aseguran que era una persona sencilla y amable, mientras que otros relatan haber escuchado ruidos y gritos aquel fatídico día.

Uno de los testigos recuerda haber escuchado golpes y voces de hombre pidiendo ayuda, sin saber exactamente de dónde provenían. Otros residentes declaran haber oído frases alarmantes como "Estás cagado, estás colocado" durante el incidente.

Las acusaciones contra los implicados incluyen penas de cárcel y compensaciones económicas para la familia del difunto. El principal acusado enfrenta hasta 14 años de prisión por asesinato y obstrucción a la justicia, así como una indemnización de 300.000 euros para sus familiares. La mujer, por su parte, afronta cargos por obstrucción a la justicia y encubrimiento.

La Acusación Particular, en representación de los parientes del fallecido, exige penas de prisión de entre 15 y 25 años para ambos acusados, así como indemnizaciones de 150.000 euros para cada uno de los dos hijos del profesor. La justicia deberá determinar la culpabilidad de los acusados en este trágico suceso.