Un conductor es investigado por la Guardia Civil por exceder los límites de velocidad en la N-232.

Un conductor es investigado por la Guardia Civil por exceder los límites de velocidad en la N-232.

LOGROÑO, 15 Ene. - En una operación conjunta entre la Jefatura Provincial de Tráfico en La Rioja y el Sector de Tráfico del Instituto Armado, se ha llevado a cabo una investigación contra una persona por un presunto delito contra la seguridad vial. Dicha persona conducía un turismo a una velocidad mucho mayor a la establecida para la vía, poniendo en peligro no solo su propia seguridad, sino también la de los demás usuarios de la carretera.

Los hechos ocurrieron en el kilómetro 310 de la N-232, en el municipio de Calahorra (La Rioja). Un radar instalado en un vehículo de la Guardia Civil detectó a un turismo circulando a 190 km/h, mientras que la velocidad máxima permitida era de 90 km/h.

Tras la detención del vehículo y la identificación del conductor, un hombre de 43 años residente en Mendavia, Navarra, los agentes informaron al individuo sobre la gravedad de los hechos. Se le instruyeron las diligencias correspondientes por un presunto delito contra la seguridad vial por conducir a una velocidad 80 km/h superior a la permitida en vía interurbana. Las actuaciones se pusieron a disposición de la autoridad judicial.

El delito en cuestión está tipificado en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses, multas de 6 a 12 meses, trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en todos los casos, la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un período de 1 a 4 años.

Además, se le realizó al conductor una prueba indiciaria para detectar sustancias estupefacientes en su organismo, que arrojó un resultado positivo en cocaína. Por esta razón, se propuso imponerle una sanción administrativa de 1.000 euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil establece estos controles de velocidad como parte de la Estrategia de Seguridad Vial adoptada por la Dirección General de Tráfico (DGT) para el período 2021-2030. Se busca reducir la siniestralidad en las carreteras, especialmente en las vías convencionales o secundarias, ya que los excesos de velocidad aumentan significativamente el riesgo de accidentes de tráfico y tienen un impacto directo en la mortalidad y gravedad de las lesiones.

La Guardia Civil en La Rioja recuerda que los dispositivos de control de velocidad se llevan a cabo en toda la provincia las 24 horas del día, especialmente en aquellos tramos y puntos de carretera que presentan un elevado riesgo de accidentes o son propensos a la comisión de infracciones de este tipo.

Tags

Categoría

La Rioja