24h La Rioja.

24h La Rioja.

Vecinos exigen acciones concretas en el Casco Antiguo ante promesas vacías del Ayuntamiento.

Vecinos exigen acciones concretas en el Casco Antiguo ante promesas vacías del Ayuntamiento.

LOGROÑO, 15 Mar.

Vecinos del Casco Antiguo de Logroño, unidos en plataforma, han reclamado hoy más medidas tras el Plan de Choque anunciado por el Ayuntamiento de Logroño, con el que plantea una moratoria de un año en la concesión de nuevas licencias de hostelería, y que, para estos vecinos, es un "ejercicio improvisado de maquillaje".

En nota de prensa han exigido al alcalde de Logroño, Conrado Escobar, recortes "inmediatos" de horarios; una moratoria a los pisos turísticos; una revisión en profundidad de las licencias, y de sus traspasos, así como de "la excepción turística para el consumo de alcohol en la vía pública Logroño".

La plataforma vecinal ha señalado que "el deterioro del Casco Antiguo es un gravísimo problema que se arrastra durante décadas".

Si bien ha celebrado que, "al fin", una corporación municipal manifieste voluntad para afrontarlo, ha visto que "una enfermedad como la que se ha desarrollado no se trata con titulares de prensa ni con una encuesta, encargada a la empresa GAD3 para que, con un cuestionario a su medida, se aplaudan las medidas anunciadas".

Respecto a las viviendas sociales que el alcalde ha avanzado que quiere promover en el Casco Antiguo, ha pedido a la Corporación municipal que "pregunte, antes, a los propietarios de las últimas viviendas edificadas en la zona si están satisfechos con la inversión realizada ante la insoportable situación de ruidos, de ocupaciones de espacios públicos, la falta de civismo y de limpieza -recogida de basuras a medida de la hostelería incluida- que ha provocado una crónica desatención policial y municipal".

Para esta plataforma, "el Ayuntamiento, que continúa cerrando todos los fines de semana los accesos al Casco Antiguo para favorecer el parque temático de despedidas de soltero mientras dificulta la vida a los vecinos para hacer sus compras o atender a familiares de escasa movilidad, conoce desde hace muchos años que los niveles de ruido en todo el Casco Antiguo superan descaradamente los umbrales máximos de la legislación".

También, que los vecinos exigen "acciones inmediatas, que van mucho más allá de paralizar las licencias de nueva apertura de ocio nocturno, que ya estaban paralizadas, o de nuevas terrazas cuando ni siquiera queda espacio público en muchas zonas para seguir regalándolo".

"Lo que queremos los vecinos es que se cumpla la legislación y que la declaración de zonas saturadas y de especial protección acústica incluya ya, sin negociar con la hostelería, restricciones al abuso que sufrimos día a día los residentes del centro histórico", han aseverado.

Para esta plataforma, "el plan de Escobar no es otro que dilatar, en mesas de supuesto diálogo, las medidas restrictivas que ya deberían estar implantadas".

Ha detallado cómo reclama "la inmediata moratoria de las autorizaciones de pisos turísticos para impedir, entre otras cosas, la especulación de un grupo reducido de inversores oportunistas".

También, la reducción "inmediata" de horarios de terrazas, así como de los espacios públicos ocupados, junto con la revisión de las licencias especiales concedidas años atrás "y, por supuesto", añaden, "la anulación de las licencias de todos aquellos negocios que lleven al menos seis meses cerrados".

Suman, "la prohibición del traspaso de locales antiguos sin acometer las obras con las medidas de seguridad y sanitarias que se exigen a los de nueva creación".

Junto a esto, exigen que se reduzca, de forma inmediata, "hasta como máximo de las 12:00 de la noche, el permiso, inédito en todo el país, para consumir bebidas alcohólicas en la calle en las 'emblemáticas' calles del Laurel, San Agustín, San Juan y aledañas y se revisen las autorizaciones de mesas altas y otro mobiliario que impide el acceso a los portales".

Han celebrado la mayor presencia policial este fin de semana en la calle Bretón de los Herreros, aunque han recordado al alcalde que el Casco Antiguo "va más allá de la céntrica arteria".

Por otro lado, piden a los agentes "que actúen contra determinados hosteleros que, una vez finalizado su horario de terraza, siguen ofreciendo vasos de plástico a sus clientes para seguir la juerga en la calle o contra los establecimientos 'ultra' que, aprovechando la bula municipal en la calle Laurel y en otras calles cercanas, sirven bebidas, cubatas incluidos, en la calle hasta las 2:30 horas de la madrugada".

Estos vecinos han señalado que "existe, en todo el Casco Antiguo, un gravísimo problema con el ocio nocturno que nunca debería haberse autorizado ni desarrollado en el centro de la ciudad, sino en la periferia o en polígonos donde no hay vecinos".

En su comunicado, estos vecinos explican que la plataforma, nacida de forma espontánea, es un colectivo de residentes, que agrupa a todo el distrito y que, de forma absolutamente apartidista, tramita una demanda colectiva contra el Ayuntamiento de Logroño "por inacción y desidia durante décadas".

Han añadido que los vecinos que decidan participar de esta llamada desesperada de auxilio para intentar revivir el corazón de la ciudad pueden dirigirse a [email protected].