24h La Rioja.

24h La Rioja.

Progresistas se unen en una concentración por el fin del genocidio israelí en Palestina: Vidas, no números.

Progresistas se unen en una concentración por el fin del genocidio israelí en Palestina: Vidas, no números.

Alrededor de 300 personas se han congregado esta tarde en una nueva manifestación en Logroño, exigiendo el fin del "genocidio por parte de Israel sobre el pueblo palestino". La concentración tuvo lugar frente a la Delegación de Gobierno, donde se leyeron historias de personas y familias que han sido víctimas de esta masacre, destacando que se trata de vidas reales que han sido arrebatadas ante la mirada del mundo.

Los manifestantes expresaron su frustración y sufrimiento por presenciar un nuevo y espeluznante capítulo de la guerra de ocupación y genocidio que lleva más de 75 años perpetrando el Estado sionista de Israel contra Palestina. Esta barbarie, calificada ya como genocidio por organizaciones internacionales, está alcanzando una magnitud pocas veces vista.

Ante esta situación, mostraron su solidaridad y apoyo tanto personal como político hacia sus compañeros palestinos, independientemente de su origen nacional, étnico o religioso. Consideran que es deber de todos unir fuerzas para poner fin a la limpieza étnica, al apartheid y al genocidio contra el pueblo palestino.

Denunciaron que nuestros gobiernos están siendo cómplices de este asesinato, ya que bajo el pretexto de la "legítima defensa" por parte de Israel, más de 10.000 palestinos, incluyendo casi 4.000 menores de edad, han sido asesinados. Además, más de 1 millón de gazatíes han sido desplazados y cientos de miles de hogares han sido destruidos. Escuelas, hospitales y campamentos de refugiados también han sido bombardeados.

El Estado fascista de Israel utiliza este argumento de "legítima defensa" para avanzar en su objetivo histórico, reconocido y reivindicado por el sionismo, de expulsar a toda la población árabe de sus tierras ancestrales o, en última instancia, asesinarlos si se niegan a desplazarse.

Declararon en el manifiesto que niegan categóricamente que el Estado sionista de Israel tenga derecho a la defensa, ya que según el derecho internacional, este derecho corresponde al pueblo palestino, que es quien sufre el apartheid, el desplazamiento forzado y la escasez de bienes básicos para la vida.

En este sentido, como ciudadanos residentes en un Estado que es cómplice y aliado del Estado israelí, consideran que es su obligación exigir a sus gobernantes que muestren su total rechazo y condena al genocidio israelí contra el pueblo palestino. También piden que utilicen todas las herramientas diplomáticas y económicas disponibles para acabar con esta barbarie y apoyar la justa lucha de resistencia del pueblo palestino contra el ocupante sionista.

Por todo ello, exigen al Gobierno de España que muestre una solidaridad incondicional con el pueblo palestino y todas las víctimas de asesinato y desplazamiento forzoso. También solicitan que se reconozca el derecho inalienable del pueblo palestino a existir en su tierra ancestral y el retorno de los refugiados, además de apoyar su legítima resistencia al invasor sionista.

Asimismo, piden que se embargue militarmente a Israel, prohibiendo la venta de armamento fabricado en España o por empresas españolas al régimen israelí. También sugieren extender esta medida al conjunto de países productores de armas de la Unión Europea para evitar que más palestinos mueran por nuestras balas.

Además, exigen una investigación a nivel internacional en el Tribunal de La Haya sobre los crímenes de guerra y el genocidio llevado a cabo por el gobierno fascista de Netanyahu y sus socios de ultraderecha, para que puedan ser juzgados y rindan cuentas por los daños causados a millones de víctimas de abusos y violaciones de los derechos humanos en Palestina.

También solicitan que se rompan todas las relaciones con el régimen colonialista israelí y que se impongan sanciones económicas desde las instituciones europeas, al igual que ocurre en otros conflictos contra países agresores.

Por último, instan a la ciudadanía a apoyar el boicot a los productos israelíes, como lo pide el movimiento BDS derivado del pueblo palestino, como medida de presión, y a seguir apoyando al pueblo palestino en su lucha.