24h La Rioja.

24h La Rioja.

Desarticulada red paramilitar nazi; líderes detenidos, incluyendo uno en La Rioja.

Desarticulada red paramilitar nazi; líderes detenidos, incluyendo uno en La Rioja.

La Guardia Civil ha llevado a cabo una importante operación en la que ha desmantelado una organización paramilitar de ideología nazi, deteniendo a 11 de sus líderes y abriendo investigaciones sobre otros 11 miembros en diversas provincias de España. Esta organización ha sido acusada de cometer una serie de delitos graves, que incluyen asociación ilícita, injurias a las instituciones del Estado, atentado, tenencia ilícita de armas y fomento, promoción e incitación al odio, la discriminación y la violencia hacia distintos colectivos.

La operación ha llevado a la realización de ocho registros en Málaga y Roquetas de Mar (Almería), donde la Guardia Civil ha confiscado diez armas de fuego, más de 9.000 cartuchos, precursores de explosivos, 34 botellas de ácido sulfúrico y varias armas prohibidas, como puños americanos, kubotanes, navajas automáticas y espráis de defensa. Además, se han encontrado numerosos materiales propagandísticos de ideología neonazi.

Según informa la Guardia Civil, las investigaciones se iniciaron en noviembre de 2021, cuando uno de los líderes de la organización comenzó a difundir videos en línea en los que se incitaba al odio y se denigraba gravemente a diferentes colectivos, especialmente inmigrantes, mujeres y personas del colectivo LGTBI.

Este líder contaba con una gran influencia dentro de los grupos virtuales, con 2.800 seguidores, llegando incluso a instar a sus seguidores a formar un "ejército" con el objetivo de "derrocar al régimen establecido" e imponer su ideología, incitándolos a armarse.

En respuesta, varios seguidores de este líder crearon una autodenominada "orden militar" con un claro carácter supremacista. Los líderes se autodenominaban "capitán general" y "comandante", y contaban con "capitanes territoriales" a nivel provincial.

Los miembros de esta organización operaban en diferentes partes del país, llevando a cabo tanto reuniones físicas como virtuales. La organización tenía su "cuartel general" en la provincia de Málaga.

Los líderes detenidos dieron instrucciones para obtener armas, lo que llevó a varios miembros a obtener licencias y adquirir rifles, escopetas y pistolas. Otros miembros adquirieron armas detonadoras que podrían ser modificadas para disparar. También se encontraron armas blancas y armas prohibidas de diversas clases.

Esta operación ha sido liderada por la Fiscalía Delegada de Odio de la Provincia de Málaga y el Juzgado de Instrucción nº 4 de Fuengirola, y ha contado con la participación de agentes especializados de Información de la Comandancia de Málaga y de la Zona de País Vasco.