24h La Rioja.

24h La Rioja.

Implementación del modelo predictivo para la supervisión del viñedo del Consejo Regulador de Rioja se destaca en el VI Foro Datagri por sus resultados exitosos.

Implementación del modelo predictivo para la supervisión del viñedo del Consejo Regulador de Rioja se destaca en el VI Foro Datagri por sus resultados exitosos.

Logroño, 16 de Noviembre.

El VI Foro Datagri para el impulso de la transformación digital en el sector agroalimentario ha concluido recientemente. Durante los días 15 y 16 de noviembre se han explorado las principales novedades en transformación digital en el sector agrario y se han expuesto casos de éxito que están acelerando este proceso en toda la cadena de valor.

Este congreso es de gran importancia a nivel nacional para el sector, ya que logra reunir a toda la cadena de valor agroalimentaria, desde los productores hasta el retail, donde la tecnología y la digitalización desempeñan un papel fundamental.

Un total de 40 expertos han presentado las tendencias más relevantes en este foro. Destaca el proyecto presentado por Pablo Franco, director técnico del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, en la categoría de "Experiencias en digitalización". Este proyecto destaca por su precisión y capacidad de aplicar la Inteligencia Artificial para monitorizar y predecir parámetros clave en viticultura en la Denominación de Origen Calificada Rioja.

El modelo predictivo presentado por Franco ayuda a los viticultores y al equipo técnico del Consejo en el seguimiento, gestión y predicción de la producción de los viñedos y control de rendimientos. Se apoya en tecnología de alcance e Inteligencia Artificial, permitiendo detectar, identificar y cuantificar variables agronómicas de forma automática.

Este sistema se alimenta de diferentes fuentes de datos, como el estudio del histórico de campañas anteriores, información climatológica y meteorológica, así como imágenes multiespectrales de satélite. Analiza e interrelaciona más de 1.600 variables para aumentar la precisión de los datos. Sin embargo, es necesario el equipo humano de validación de datos obtenidos por técnicos de campo.

Los resultados obtenidos año tras año permiten mejorar progresivamente el modelo al alimentarlo con más información y variables.

El uso de este sistema predictivo permite abarcar la superficie completa de la Denominación, parcela por parcela, incrementando la eficiencia del modelo actual y optimizando los recursos. Busca el máximo desarrollo cualitativo del producto final, el vino de Rioja, en todas las fases del proceso.

"Poder aunar, gracias a la inteligencia artificial, datos históricos de los viñedos, más de 1.600 variables y la recopilación de datos en tiempo real es un salto exponencial hacia la innovación y el I+D+I aplicado al campo", afirmó Franco. "Nunca hemos estado tan volcados en la digitalización como ahora", concluyó.

El proyecto es una respuesta a la apuesta del Consejo Regulador de la DOCa Rioja por fomentar la digitalización, la innovación y el acceso al conocimiento y colaboración en todos los eslabones de la cadena de valor de la industria, uno de los pilares fundamentales del Plan Estratégico 2021-25 de la institución.

Rioja, la Denominación de Origen Calificada más antigua de España, que data de 1925, y la primera en recibir la certificación de Calificada en 1991, se posiciona como una de las Denominaciones de Origen del mundo que mayores garantías ofrece respecto a la calidad y autenticidad de sus vinos. Esto se debe a la exigente normativa y autocontrol que desarrolla su Consejo Regulador.

Esto, unido a su carácter pionero, su apuesta por la innovación y la sostenibilidad, han sido determinantes para alcanzar la posición de liderazgo que los vinos de Rioja ocupan en el mercado nacional e internacional. Rioja representa casi el 40% del valor de los vinos con Denominación de Origen en España y está presente en 129 países.

La DOCa Rioja se extiende por más de 66.000 hectáreas, conformando tres zonas con características vitivinícolas diferentes. Estas son Rioja Alta, Rioja Alavesa y Rioja Oriental. En total, abarcan 144 municipios con 600 bodegas y más de 14.000 viticultores. Esta pluralidad garantiza diferentes tipologías de vinos, poniendo en valor el origen singular y la diversidad, siempre con una alta calidad garantizada.