Se acuerdan penas de 11,5 y 10,5 años para los implicados en el lamentable suceso del Parque del Ebro.

Se acuerdan penas de 11,5 y 10,5 años para los implicados en el lamentable suceso del Parque del Ebro.

Los acusados, según se ha reconocido, eran plenamente conscientes de que podrían causar un daño mortal. Sin embargo, se ha tenido en cuenta su consumo de drogas y la reparación del daño ocasionado.

Una de las defensas argumentó: "No queríamos que sucediera lo que sucedió, pero fue consecuencia de la tarde que pasamos consumiendo drogas".

LOGROÑO, 22 Nov. - En relación al caso conocido como el Crimen del Parque del Ebro, las defensas, el fiscal y la acusación particular han llegado a un acuerdo para las penas de los acusados. Tres de ellos serán condenados a 11,5 años de cárcel, mientras que el cuarto recibirá 10,5 años (considerando la compensación por daños causados) según los lineamientos establecidos por el Ministerio Fiscal en su informe final.

En la fase final del juicio, que ha tenido lugar desde el lunes y ha expuesto los hechos ocurridos el 6 de abril de 2021, en los cuales los cuatro acusados admitieron haber propinado una paliza mortal a un joven de 34 años y abandonarlo sin abrigo, se han reconocido y pedido disculpas por los hechos.

El informe final del Ministerio Fiscal en el caso del Crimen del Parque del Ebro mantiene los cargos de asesinato y robo violento, pero tras el acuerdo alcanzado, la pena se reduce a un máximo de 16 años y medio, en lugar de los 30 años solicitados inicialmente. Esto se debe a la consideración de su consumo de drogas como una atenuante (teniendo en cuenta su historial de vida) y a la reparación del daño ocasionado.

El informe señala que los acusados "eran plenamente conscientes de que podrían causar un daño mortal". Además, añade que "cuando se propinan repetidas patadas en la cabeza, cualquiera sabe que eso puede ser mortal", lo cual se suma al abandono tras quitarle la chaqueta en una noche fría y húmeda.

El informe considera a los acusados culpables de un delito de asesinato alevoso y sin posibilidad de defensa. También los encuentra culpables de robo violento, dado que el primer acto que llevaron a cabo fue golpear a la víctima.

Sin embargo, se aplican dos atenuantes: el consumo de sustancias (vinculado a su historial familiar difícil, falta de empleo y trayectoria delictiva desde una edad temprana) y la reparación del daño.

En consecuencia, se reduce la pena solicitada en un grado, estableciendo un rango de 7,5 a 15 años (no menos de diez años), cuando inicialmente se pedía el máximo de 25 años por este delito. Las partes acordaron una pena de diez años.

En cuanto al robo, se reduce la petición inicial de cinco años a un año y seis meses para tres acusados, mientras que para el cuarto acusado se establece una pena de seis meses debido al pago de indemnización. Las partes han aceptado este acuerdo.

La defensa de S.I, quien cuenta con informes de intento de desintoxicación, ha recordado cómo los acusados actuaron de esa manera "desde el primer momento". Además, han pedido entender las circunstancias familiares y el entorno en el que se encontraban. También mencionan que su defendido ha sido consumidor de drogas desde los catorce años y que tiene una inteligencia limitada. De hecho, fue el único que relató todos los hechos durante el proceso judicial.

El abogado de C.S añade que su cliente ha consumido "todo tipo de drogas desde los doce años". Ese día, "habían estado bebiendo y consumiendo drogas durante toda la tarde; después de tantos años de adicción, el cerebro se ve gravemente afectado, lo que le impide tener una cognición libre".

En la actualidad, "tiene pensamientos recurrentes sobre esa tarde, no quería que sucediera lo que sucedió, pero ocurrió debido a la tarde que pasaron consumiendo drogas", concluye la defensa.

Tags

Categoría

La Rioja